¡Me voy de vacaciones!

¡Qué buen plan!¡A quién no le cosquillea el cuerpo pronunciando este titular! Tras once meses de actividad laboral más o menos continuada, tomamos cuando menos con agrado este momento del año. Dejar de lado el apremio del reloj y la carrera contra ese listado de asuntos por atender que se renueva cada día como si…